Oruga


Hay noches en que desearía ser una oruga. Que una tela oscura me envolviera, me tapara con su silencio la luz del mundo. Podría vivir en estado de la larva que cuelga de un árbol antiguo. Podría ser un no-ser. Aún en ese tibio estado, la muerte me acecharía. La muerte es la posibilidad de la transformación. Si lo hago bien, pasaré por el túnel y seré mariposa. Si lo hago mal continuaré en la absoluta lucidez del fracaso.

Anuncios