La estela azul


Yo seré tu Niña y tu Diosa.

Tú serás mi Niño y mi Dios.

Ese día serán cinco días, o múltiplos de cinco.

Un nuevo viaje. Será a inicios del Año Nuevo.

2014_03_dream-land-digital-art-wallpaper

Dicen que el día antes de la inundación una luz azul cubrió la ciudad. Entonces recordé el sueño que ella tuvo hace un tiempo. No, ahora que lo pienso bien no fue un sueño, fue una meditación en la que ella me condujo. Habíamos salido a la terraza, faltaba poco para que el sol terminara de caer. Nos sentamos en el suelo, ella me tomó de las manos y me pidió que cerrara los ojos. Yo obedecí.

Imagina que tu cuerpo se desintegra poco a poco, me dijo, que te vas volviendo de aire, que te vas haciendo partículas de un polvo luminoso, imagina que tu alma sale de ti y vuela. Detrás, deja esta estela brillante. Ahora, desde arriba, te fundes con los colores y caes sobre la ciudad en forma de luz azul.

Cuando ella dijo esto, yo recordé claramente que desde niña tuve visiones, siempre supe que el lugar donde estaba, de alguna manera, no era real, sino que estaba representando una especie de teatro, en el que todos actuaban de una manera contraria a lo que realmente eran, sentían y querían.

Los hombres usaban corbata cuando realmente querían usar camisetas. Las mujeres usaban tacones, cuando en realidad querían ir descalzas. Los niños usaban camisas cuando en realidad querían ir en pijama o desnudos. ¿Por qué las personas se visten como no se quieren vestir? Siempre me preguntaba estas cosas. ¿Por qué las personas se esconden detrás de esos personajes que crean para salirse de ellos mismos? ¿Por qué no quieren ser ellos mismos? ¿Ellos saben lo que son?

Sabía que este día llegaría. El día del recuerdo y la palpitación. 

La compañera de tu alma


Yo soy la bruja de tus sueños. La hermana en la que siempre confiaste. La amiga a la que le contaste todos tus secretos y en la que descargaste tus lágrimas más amargas. La maga que te abre el camino al conocimiento de ti mismo. La mujer que nunca se cansa de intentar el amor. Yo soy a quien buscaste todas tus vidas, la que heredó la sabiduría para transmitirla a los hombres hambrientos de la verdad. Yo soy la depositaria de los ancestrales saberes, la que dará a luz la creatividad y el poder escondidos en tu esencia. No sé si seré la madre de tus hijos, pero sí sé que ya soy la compañera de tu alma.

8214b24633e8e48aeadbe433fffe466d